T2 Ep.07

A los cinco años ya cantaba y a los once compuso su primera canción con una guitarra prestada: Rosa León, vista por Paco Bailo

A los cinco años ya cantaba y a los once compuso su primera canción con una guitarra prestada: Rosa León, vista por Paco Bailo

En los primeros años setenta comenzó su relación con el mundo de la música de mano de Jorge Krahe (hermano del añorado Javier Krahe) con el que editó "Las cuatro y diez" en 1972. Ya en este primer trabajo colaboró Luis Eduardo Aute.

Me pilláis escuchando La canción de la vacuna, de María Elena Walsh, porque como tanta gente estoy deseando que pronto haya una vacuna que nos permita de nuevo una vida con más encuentros y alegrías, con besos y abrazos. Esta argentina bebió de la cultura popular inglesa las nursery rhymes, canciones tradicionales infantiles, que su padre le cantaba de niña, así como la técnica del tradicional nonsense británico, el sinsentido, como fuentes de inspiración en su obra. Con 17 años publicó su primer libro que fue elogiado por escritores como Juan Ramón Jiménez, Jorge Luis Borges o Pablo Neruda.

Y quien nos la dio a conocer en este país fue nuestra protagonista de hoy, Rosa León.

Rosa León Conde nació en Madrid, el 4 de septiembre de 1951. Su padre, Ángel León Gozalo, fue varias veces campeón de España de tiro, y obtuvo la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Helsinki en 1952.

A los cinco años ya cantaba y a los once compuso su primera canción con una guitarra prestada, porque su padre no quería que siguiera la carrera musical.

Con 17 años empezó en la Complutense a estudiar Ciencias Económicas. La universidad era a finales de los años sesenta un lugar donde los ecos del mayo del 68 parisino aún resonaban y sus mitos se acrecentaban dada la situación política de este país, aún bajo la dictadura.

Desde joven tuvo varios trabajos como profesora particular o niñera para lograr la independencia económica. Unos años más tarde abandonó Económicas para empezar Ciencias Químicas, que cursó durante cuatro años. Siempre cercana a la izquierda se afilió al Partido Comunista en 1977 poco antes de su legalización, lo que le hizo ser detenida por asociacionismo ilegal.

En aquellos primeros años setenta comenzó su relación con el mundo de la música de mano de Jorge Krahe (hermano del añorado Javier Krahe) con el que editó el disco “Las cuatro y diez” en 1972. Ya en este primer trabajo colaboró Luis Eduardo Aute.

 

Tras grabar su primer sencillo en 1973, ya en solitario, graba su primer LP titulado “De alguna manera”, que incluye varias canciones de Aute y dos poemas de Mario Benedetti.

En 1975 publicó “Al alba”, también de Aute, una canción de amor que Rosa León cantó como una crítica soterrada a los últimos fusilamientos del franquismo.

En una entrevista del año 2016 Luis Eduardo Aute explicaba cómo surgió esta canción con estas palabras:

“Fue una canción muy azarosa, en cuanto que salió cuando ella quiso y no cuando yo la busqué. Por aquellos años, en los estertores de la dictadura, yo quería hacer una canción sobre un fusilamiento e intenté escribirla pero no me salía. Quería que la canción pudiera pasar por la censura para que se pudiera grabar y cantar, pero no sabía desde qué óptica hacerlo. Abandoné la idea y me puse a hacer canciones de amor para otro proyecto y entre esas canciones estaba “Al alba”.

En aquellos años Rosa León cantaba muchas canciones mías y cuando le pasé estas para que eligiera las que quería grabar, escuchó Al alba y me dijo: esto parece una canción sobre alguien a quien van a fusilar. Yo le dije que no, que era una canción de amor. Así que ella grabó la canción y en los conciertos, ya en el año 75, la dedicó a los condenados a muerte que habían fusilado. Lo hizo arriesgando mucho el pellejo porque dedicar una canción a unos condenados a muerte en esa época era muy peligroso. Se la jugaba.

Y a partir de entonces esa canción quedó como un alegato contra la pena de muerte. No fue mi intención, pero la historia fue conduciendo a Al alba hasta esa situación”.

En 1976 participó en el disco humorístico Forgesound que unía el talento del humorista Forges con la música de Aute.

En 1977 vio la luz “Oído por ahí”, que contaba con más temas de Aute y rescataba textos de Pablo Neruda y Blas de Otero.

Después de grabar el álbum “Tiempo al tiempo” en 1978, Rosa León no vuelve a editar un disco hasta 1983, con “Rosa se está buscando en el espejo”, que incluye el éxito “¡Ay paloma!” y un soneto del poeta aragonés Ángel Guinda titulado “Si eres tú”.

En los últimos años se ha dedicado más a la producción de otros artistas (El Consorcio, María Dolores Pradera, Clara Montes…) que a la interpretación.

 

A partir de ese momento, edita con periodicidad, destacando entre su producción el directo “Amigas mías” de 1986, con compañeras como Amaya, Marina Rosell, María Dolores Pradera, Nuria Espert y Maruja Torres, y cuatro discos grabados para el público infantil.

En los últimos años se ha dedicado más a la producción de otros artistas (El Consorcio, María Dolores Pradera, Clara Montes…) que a la interpretación.

El primer contacto de Rosa León con la televisión se produjo en 1974 como colaboradora en el programa infantil “Cuentopos”, presentado por Tina Sáinz, Manuel Galiana y Juan Diego. Siete años después haría lo propio con “La cometa blanca”, de Lolo Rico.

A partir de julio de 1987 presentó el programa musical “A media voz”, en Televisión española, sustituyendo a Óscar Ladoire. Dos años después volvió a dirigirse al público infantil en el programa “Sopa de gansos”

En 1989 aparece “Paloma desesperada” con textos, portada y la voz del poeta Rafael Alberti. En él incorporó nuevos nombres a su nómina de autores como José María Cano o Suburbano (grupo formado por los compositores Bernardo Fuster y Luis Mendo).

En 2006 Rosa León regresa al mundo de los niños con el disco “Érase una vez”, donde aboga por defender el universo infantil “desde la ternura y el cariño”. Reivindica el espacio para los niños a través de canciones tan populares como Tengo una muñeca, Que llueva, que llueva o La mosca y la mora.

La cantautora explica que llevaba años dedicada a otras actividades y, de repente, ha sentido “la necesidad de volver a grabar por una especie de impulso, que no sabría definir más que como ecológico”. “Para defender la naturaleza de algo que está en grave peligro de contaminación. Una defensa de un espacio que noto muy desprotegido. Quizá porque los niños no pueden ir a comprar sus discos”, señala.

Comprometida desde siempre con causas políticas, Rosa León en los últimos años ha estado vinculada al Partido Socialista y entre mayo de 2004 y septiembre de 2007, fue concejal del Ayuntamiento de Madrid por dicho partido. A partir de esa fecha colaboró con el Ministerio de Cultura siendo directora del Instituto Cervantes en Casablanca y en Dublín.

Rosa León ha cantado a Rafael Alberti, a Agustín Goytisolo, Alfonsina Storni, a Pablo Neruda, a Violeta Parra y nos ha hecho conocer con sus canciones a poetas menos celebrados como Emilio Prados, Jesús Munárriz, Ángel Guinda, Caballero Bonald, Blas de Otero o Carlos Álvarez. Toda una hermosa labor pedagógica hecha con tanta rasmia como sensibilidad.

Me quiero despedir con un delicioso tema escrito por Violeta Parra, de quien ya disfrutamos en un programa anterior, “Volver a los diecisiete”, una “sirilla”, una danza antigua de Chile, compuesta en 1962 que estuvo prohibida durante la dictadura de Augusto Pinochet, con una letra de carácter poético reivindicativo  que describe «los efectos depuradores, ardientes, del amor logrado».

Muchas versiones se han hecho de este tema, os sugiero que busquéis la de Rozalén, arrebatadora, pero ahora toca la que Rosa León hizo en 1983.

Hasta otro rato, salud y… a no perder el compás

Escucha aquí a Paco Bailo en T2 Ep.07 de 'Astí Estem'

Te recomendamos